martes, 24 de junio de 2014

Ramón Ángel Díaz: Ídolo, ególatra y leyenda

El más ganador, el más polémico (Foto: Pasión Monumental)

- Es la primera vez que escribimos un informe con esta sensación de incertidumbre. Es inevitable no pensar que se acabó la paz en River Plate, ¿Cuál será el futuro de nuestro club? Solo Dios lo sabe. En un momento así, los hinchas Millonarios nos preguntamos una sola cosa... ¿Por qué Ramón? Este riojano supo provocarnos innumerables sensaciones a lo largo de la vida: Alegría, amor, bronca, decepción, duda, felicidad plena, tristeza etc. Pero esta decisión suya nos descolocó. En Expediente River no descartamos que su "Hasta luego", sea un "Hasta siempre". Es por eso que decidimos dedicarle unas líneas al entrenador más ganador y polémico de la historia de La Banda.

En 1995 y tras el breve paso de Carlos Babington, Ramón Ángel Díaz tomó la conducción de River Plate. El riojano tuvo un mal torneo a nivel nacional, mientras que en el plano internacional cayó por penales en semifinales en los dos torneos, ante Atlético Nacional de Medellín por la Copa Libertadores de América en el Estadio Monumental y ante Independiente por la Supercopa Sudamericana. Era un Ramón joven y lleno de vida que a pesar de ser un histórico de la institución, recibía duras críticas por parte del periodismo debido a su supuesta inexperiencia.

Ramón Díaz iniciaba en River Plate un proyecto a largo plazo, que daría grandes resultados en poco tiempo

Tras haber dirigido durante cuatro años ininterrumpidos y haber cosechado seis títulos (dos internacionales) en el Club Atlético River Plate, Ramón Ángel Díaz desistió a su cargo de director técnico Millonario en el verano del 2000. Si bien nunca especificó el porqué de su partida, se sabe que renunció porque David Pintado (presidente de River Plate entre 1997 y 2001) no aceptó incorporar a los refuerzos solicitados por el mítico entrenador para afrontar la temporada 2000. En su reemplazo, la comisión directiva contrató a Américo Rubén ‘El Tolo’ Gallego. También circuló la versión de que sus propios jugadores jamás lo respetaron, e incluso que regularmente se burlaban de él dentro del campo de juego. Motivos que supuestamente provocaron la desvinculación del riojano con El Más Grande.


Después de fracasar en los torneos nacionales e internacionales que disputó la institución, Américo Rubén Gallego dejó su cargo para el siempre esperado regreso de Ramón Díaz. El plantel contaba con la experiencia Ariel Arnaldo Ortega y con la explosión de las figuras juveniles como Andrés D'Alessandro y Fernando Cavenaghi, por lo que a River Plate no se le hizo difícil ganar el campeonato. Fue en diciembre de 2001 cuando un José María Aguilar con aires de renovación ganaba las elecciones presidenciales del club, sucediendo a David Pintado. Seis meses después, y con el Clausura 2002 bajo el brazo, decidió no renovarle el contrato a Ramón, aun cuando el entrenador había manifestado sus ganas de seguir. Aguilar declaró que "En River ha llegado la hora de conocer otros rumbos", y el ídolo riverplatense dejó su cargo al finalizar ese año.

"Esto no es una despedida, es un hasta luego gente..." - Ramón Ángel Díaz en conferencia de prensa (2001)

Llegando al final del Torneo Inicial 2012 y con malos resultados a cuestas, Matías Jesús Almeyda renunció como director técnico y Daniel Passarella contrató nuevamente al entrenador más esperado y querido por la hinchada de River Plate. Si, el oriundo de La Rioja. En su tercer y último ciclo Ramón Díaz estuvo al mando del primer equipo durante un año y cinco meses, tiempo suficiente para conquistar dos títulos nacionales (Torneo Final 2014 y Superfinal Copa Campeonato 2013/2014), clasificar a todas las competencias internacionales de Conmebol y ganar cinco de los siete Superclásicos que dirigió en su última etapa como entrenador Millonario.

En 2012 Daniel Passarella contrató a Ramón Díaz para hacerse cargo de la crisis deportiva de River Plate


Tras consagrarse en la Superfinal 2013/2014, el 27 de mayo de 2014, Ramón Díaz renunció sorpresivamente a su cargo de entrenador del Club Atlético River Plate por motivos jamás explicados. Aunque el Millonario transitaba un presente glorioso y alentador por la reciente obtención del Torneo Final y la consagración en la Superfinal frente a San Lorenzo, otro cortocircuito tomó protagonismo con la conducción del club, que siempre tuvo predilección por otros técnicos. Después de soportar ásperas declaraciones de Rodolfo D'Onofrio, Norberto Alonso, Enzo Francescoli y otros directivos, el "matrimonio por conveniencia" llegó a su fin en un momento inesperado para hinchas y jugadores.

Si bien el encuentro con los miembros de la comisión directiva duró aproximadamente media hora, en el arranque del mismo Ramón expresó su parecer con absoluta firmeza y no hubo manera de volver atrás. Completamente convencido tras meditar la resolución con su círculo íntimo, el DT se bajó del barco apenas cuatro días antes del Superclásico ante Boca Juniors en México y en plenas conversaciones para delinear el plantel que afrontaría la Copa Sudamericana, el Torneo Inicial, la Copa Argentina y la Supercopa Argentina. Cabe aclarar que la renuncia de Ramón Díaz tuvo una cobertura periodística sin precedentes. Tal es así que aquel 27 de mayo, el conductor Sebastián Vignolo declaró en su programa Fox Sports Radio del Plata que estaba "recibiendo varios mensajes de hinchas de Boca que me quieren matar porque le estamos dedicando este programa exclusivamente al tema de la renuncia de Ramón Díaz. Muchachos, River Plate es muy grande y tengo varios colegas extranjeros que me piden información acerca de la renuncia del entrenador de Núñez. Sepan entender". Increíble que el club históricamente ligado a los alagos inmerecidos por parte de la prensa nacional, haya quedado relegado por El Más Grande en los medios.

Nota de Infobae.com correspondiente al 27 de mayo de 2014


¿Por qué se fue Ramón Díaz de River? Estas son las posible causas de la sorpresiva ida de nuestro viejito lindo.

Su mala relación con la dirigencia de River: Desde el momento en que D'Onofrio asumió como presidente, se sabía que Ramón Díaz no era su técnico preferido. Se dice que uno de los motivos "principales" de esta abrupta renuncia, es la mala relación entre la directa y el riojano. Aparentemente la comisión directiva querría vender varios futbolistas importantes del equipo (Balanta, Maidana, Mercado, Vangioni, Lanzini, Teo Gutiérrez, entre otros) y tampoco estaría dispuesta incorporar jugadores por el bajo presupuesto del club. Ante esta imposibilidad de armar un equipo competitivo, Ramón podría haber renunciado.


*Si Ramón dejó su cargo por una mala relación con la dirigencia, estamos hablando de un Ramón que pensó más en él, que en River.


Su "relación" con Los Borrachos del Tablón: Si entrar en detalles, se sabe que tanto Emiliano como Ramón Díaz tienen un vínculo con la barra brava riverplatense que los condena. Un mes después de la detención de varios integrantes de LBDT en marzo de este año por utilizar regularmente carnets truchos y armas blancas, Ramón ingresó en una polémica innecesaria: le agradeció a Los Borrachos del Tablón por el apoyo a equipo. Las críticas no tardaron en llegar y el riojano se vio obligado a pedir perdón. Al ser consultado sobre tema el presidente de River Plate Rodolfo D´Onofrio, fue tajante y manifestó su repudio: "Si estuviera probada una connivencia entre él y la barra sería sancionado", sentenció. También se consiguieron escuchas telefónicas entre ambas partes que complican la situación de los Díaz. Seguramente desacreditará a quien diga que se plantó porque estaba incómodo, o porque no se bancaba a Francescoli, o porque no le gustaba como D'Onofrio le había marcado la cancha.

*Si Ramón dejó su cargo por arrepentirse de sus declaraciones y no dañar la imagen del club, estamos hablando de un hombre que ama a River y no quiere perjudicarlo.

Problemas personales: Este motivo es quizás el menos probable. Dios quiera que ni Ramón, ni nadie de su familia, esté pasando por una enfermedad o problema grave. Porque obviamente todas las personas atraviesan problemas íntimos, momentos de estrés, y demás conflictos normales que dificultan el desempeño laboral de los individuos.


*Si Ramón dejó su cargo por problemas personales, lógicamente no hay que reprocharle nada.


Cabe mencionar que el 29 de julio de 2014, Ramón Díaz publicó en su sitio web oficial www.ramondiaz.com una carta abierta al hincha de River Plate donde supuestamente aclara los motivos de su renuncia y manifiesta su amor por la legendaria institución de Núñez.


Tapa del Diario Olé correspondiente al 11 de diciembre de 2013

Es canchero, riojano y sobrador. Tiene nueve títulos bajo el brazo. A veces pareciera que se cree más que River, o que solo le importa ser reconocido por mérito propio. Y a los críticos les contesta tanto en las conferencias de prensa, como en la cancha. Un tipo polémico. Pero ídolo indiscutido. Un ídolo que se pasea orgulloso entre las leyendas riverplatenses. Ramón es así. Un hombre que te puede hacer enojar. Como cuando nos gritó el gol de CASLA en 2008 o con su gesto de "Yo no me fui a la B" en 2013. También te hace explotar de admiración, amor y felicidad. Como cuando levantó la Copa Libertadores de América en la noche mágica de 1996 o cuando festejaba el tricampeonato histórico de 1997. Inclusive te puede derretir de amor futbolístico. Como cuando lloró juntó a Emiliano ante Quilmes en 2014, o cuando declaraba "Que diferentes somos a los bosteros eh... ¡Terrible!". Por un lado cobra 3 millones de pesos de premio, y por el otro acepta bajar su sueldo considerablemente. Por un lado se dice que tiene todo arreglado con clubes de afuera, y por el otro nos acordamos que rechazó una oferta millonaria de Asia el año pasado. Quizás tenga sus defectos, pero a Ramón lo amamos. Es por eso que nos dolería mucho si el pelado no vuelve nunca más a River. Esperemos que su "Hasta luego" no sea un "Hasta siempre". Pero en caso de que lo fuese, gracias por tanto Ramón Ángel Díaz. Hasta siempre.

"Por este club doy mi vida.."  - Ramón Ángel Díaz

"Por este club doy mi vida.."  - Ramón Ángel Díaz

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada