miércoles, 1 de enero de 2014

Fernando Cavenaghi se besó la camiseta y le gritó el gol de River Plate en la cara a miles de hinchas de Boca Juniors 2004


- Por muchos condimentos históricos aquel triunfo de River Plate sobre Boca Juniors del 16 de mayo del 2004 en el Estadio Alberto José Armando, fue básicamente un triunfo perfecto. Primero porque El Más Grande le cortó al rival de toda la vida la extensa racha de 30 partidos invictos jugando de local, Carlos Bianchi perdió por primera vez un Superclásico como local dirigiendo al xeneize en torneos AFA, Boca perdió la punta y el invicto en el Torneo Clausura 2004, varios jugadores boquenses cayeron por primera vez contra La Banda Roja (Franco Cángele, Raúl Cascini, Matías Donnet, Rolando Schiavi, Carlos Tevez y Luis Perea), y como frutilla del postre, la fiel hinchada riverplatense dio una clase de aliento a domicilio, convirtiendo al equipo de Leonardo Astrada en local. Otra vez, la cancha la puso Boca Juniors, y la fiesta fue de River Plate.

Resumen de Boca Juniors 0 - River Plate 1 correspondiente al Torneo Clausura 2004

Tapa del Diario Clarín correspondiente al 17 de mayo de 2004

Tapa del Diario Olé correspondiente al 17 de mayo de 2004

Póster del Diario Olé correspondiente al 18 de mayo de 2004

Afiche post victoria de River Plate ante Boca Juniors en el Torneo Clausura 2004

Afiche post victoria de River Plate ante Boca Juniors en el Torneo Clausura 2004

Afiche post victoria de River Plate ante Boca Juniors en el Torneo Clausura 2004

Fernando Ezequiel Cavenaghi fue el protagonista principal del histórico triunfazo de River Plate que enmudeció completamente a la Bombonera, gracias a un gran gol de cabeza que nos dio los tres puntos y desató la euforia del banco de suplentes Millonario. Mientras ‘El Torito’ corría para abrazarse con sus compañeros, se besó la legendaria camiseta de River y le gritó a los miles de los bosteros presentes aquel día el gol en la cara. Luego se quedó unos segundos con los brazos extendidos mirando a la tribuna popular de Boca Juniors que lloraba en silencio la caída parcial en el Superclásico Mundial.

Gol de Fernando Cavenaghi a Boca Juniors en el Torneo Clausura 2004




Finalizado el partido, futbolistas y cuerpo técnico del Club Atlético River Plate se reunió en el centro del campo de juego de la Bombonera para festejar el triunfo (que depositó al equipo de Leonardo Astrada en la cima del campeonato a cinco fechas del final) y dedicárselo a los miles de hinchas Millonario presentes que alentaron a puro pulmón los 90 minutos. Después de celebrar y abrazarse con el arquero Germán Lux, el ‘Goleador Amor’ atravesó el verde césped del Estadio Alberto José Armando, besándose, otra vez, el manto sagrado en terreno enemigo.


Fernando Cavenaghi besando la camiseta de River Plate finalizado el Superclásico del Torneo Clausura 2004

1 comentario:

  1. OK, según ustedes la Bombonera no intimida. Ahora, quién me explica lo siguiente.
    River, su propio equipo, visitó 13 veces la Bombonera por torneos internacionales, nunca pero nunca, logró salir victorioso. Jugó en todas las décadas, eh. Jugó en la década del 60, 70, 80, 90, 00 y 10. Nunca ganó.
    Otra cosa, no intimida... pero... acá en el posteo vemos que River no lograba una victoria desde el 2004, o sea, hacía 10 años que no podía ganar. OK. Y ese mismo semestre perdió por la Libertadores que dejaría afuera Boca en su propia cancha a River. OK.

    ¿Entonces la Bombonera no intimida?
    Entonces el Monumental... menos. Ya que Boca ganó más veces en el Monumental que River en la Bombonera, ya sea por torneos locales o internacionales. OK.
    También podemos aclarar que River ganó después de 8 partidos de inaugurada la Bombonera. Ganó en 1948 por primera vez, cuando la Bombonera se inaugura en el año 1940. Mientras que Boca ganó en el Monumental al segundo partido, en 1939.

    Otra cosa, desde 1958-2015, Boca ganó más en el Monumental que el mismo River. OK.
    Boca ganó 19 veces mientras que River... 18.
    En cambio en la Bombonera, en ese mismo período, Boca ganó 27 y River apenas 14.

    Quiere decir, que si la Bombonera no intimida, el Monumental... menos.
    Pero después de todo esto y mucho más que podría agregar... creo que queda claro lo siguiente:
    La Bombonera intimida más a River, que el Monumental a Boca Juniors.

    Saludos.

    ResponderEliminar