domingo, 1 de septiembre de 2013

De chico, Diego Latorre asistía al Monumental a ver a River 2005


Una buena persona, auténtica. Un tipo tímido, necio en algunas cosas, pero con convicciones, que generalmente dice lo que piensa y piensa lo que dice. Así define Diego Latorre a Diego Latorre. Si bien 'Gambeta' hizo inferiores, debutó profesionalmente, ganó sus primeros pesos y se convirtió en figura conocida jugando para el Club Atlético Boca Juniors, la realidad marca que jamás se sintió totalmente cómodo vistiendo la camiseta xeneize. Ya que como él mismo reconoce, su estilo de juego (lírico y vistoso) no se identificaba con Boca, sino con el Campeón Del Siglo XX. En diciembre de 2005 la revista deportiva "El Gráfico" realizó un mano a mano de 100 preguntas por 100 respuestas con el actual periodista de Fox Sports, donde a pesar de dejar en claro que nunca fue hincha de River ni de Boca, confesó que de niño solía asistir al Estadio Monumental con su abuelo para ver al Millonario.

Entrevista de El Gráfico correspondiente a diciembre de 2005

Diego Fernando Latorre es una auténtica excepción a la regla en el mundo de los ídolos xeneizes, ya que es uno de los pocos íconos boquenses formados en la austera cantera del CABJ. ‘Gambeta’ fue descubierto en 1987 por el recordado ex futbolista Mario Zanabria que envió a la Octava División del club para enfrentarse a un talentoso combinado del “Country Mapuche”, en el que justamente se desempeñaba Latorre. Debido a sus excelentes cualidades futbolísticas fue fichado instantáneamente y se dio el lujo de no integrar todas las categorías inferiores de la institución, formando así parte de la primera plantilla de Boca Juniors. Debutó el 18 de octubre de 1987, en un partido ante Platense. Aunque el equipo boquense perdió el partido por 3 a 1, Diego marcó su primer gol como profesional. En esa misma temporada dentro de la liguilla pre-libertadores marcaría 5 goles, logrando los elogios y reconocimientos de propios y extraños. Comenzaba el sueño. A Diego le bastaron tan solo cinco años vistiendo la camiseta azul y amarilla en la etapa comprendida entre 1987 y 1992, para ganarse el cariño unánime de la hinchada xeneize a fuerza de fútbol y goles. No caben dudas que en su mejor época Diego Latorre fue un gran ídolo de Boca. Otro de los tantos que miró desde siempre a River Plate con ojos lujuriosos.

Diego Fernando Latorre, el recordado ídolo de Boca Juniors que siempre admiró al glorioso River Plate

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada