sábado, 31 de agosto de 2013

River Plate mandó a la "B" a Independiente 2013


- No fueron solamente los porcinos. Ellos también se alegraron con locura cuando el mundo vio descender al club más grande de América aquel frío 26 de junio de 2011. Si bien el Club Atlético River Plate es mucho más campeón, famoso, grande, histórico, legendario, mítico, poderoso, y reconocido que Independiente de Avellaneda, la desvergonzada hinchada roja también se burló a diestra y siniestra de la histórica caída del gigante de Núñez. Evidentemente la desgracia de los grandes es la felicidad de los mediocres. Pero como nos repetían los abuelos a modo de tranquilizante cuando nuestro club atravesaba tiempos difíciles, el fútbol siempre da revancha. Pongámonos en clima de descenso. A comienzos de la temporada 2013 del fútbol argentino los cuatro grandes, y por supuesto El Más Grande, se propusieron diversos objetivos a corto y largo plazo: River Plate el de volver a consagrarse campeón como marca la historia; Boca Juniors intentar ganar la "Triple Corona"; San Lorenzo escaparle a los promedios; Racing Club no quebrar nuevamente (?); Mientras que nuestro querido Independiente solamente anhelaba sumar, y no descender al Nacional B.

Tras cinco meses de sufrimiento, "aprietes" de la barra brava e insultos constantes de la hinchada, el club de Avellaneda llegaba al Monumental casi descendido para enfrentar a un River Plate que luchaba el título cabeza a cabeza con Newell's Old Boys. Su promedio era de 1,131, por lo que necesitaba un triunfo obligado para permanecer en Primera División. Inicialmente cuando la AFA programó la fecha nº17, el encuentro entre River e Independiente fue designado para el domingo 9 de junio de 2013 a las 21:30hs. Lo curioso es que Independiente podía descender ese mismo domingo ya que una derrota propia en el Estadio Monumental, y un empate como mínimo de Argentinos Juniors frente a San Lorenzo (partido que se disputaría ese mismo domingo en paralelo), el Rojo perdería la categoría en la mítica casa del Campeón Del Siglo XX. La ONG "Fútbol en Paz en la Argentina", solicitó ante la Justicia de la Capital Federal que el partido sea reprogramado, o bien suspendido. El coordinador de dicha organización Juan Manuel Lugones, fue el impulsor principal de la idea, ya que temía importantes disturbios de la hinchada de Independiente producto del anunciado descenso.


Nota de Lanación.com correspondiente al 6 de junio de 2013

Finalmente River Plate e Independiente se enfrentaron el domingo 9 de junio a las 14:00hs por la fecha nº17 del Torneo Final, en un Estadio Monumental colmado por una marea de hinchas riverplatenses. Una cuestión interesante para analizar de dicho encuentro es el recibimiento que la parcialidad Millonaria le propinó a los futbolistas de Avellaneda con banderas alusivas al anunciado descenso del rojo. El motivo por el cual se exhibieron dichos trapos nos remonta al último Independiente-River disputado en el Estadio Libertadores de América por el Torneo Inicial 2012, donde la hinchada del CAI "lució" varias banderas en referencia al descenso de River Plate en 2011. La venganza se en un plato frío y se come despacio.

Banderas de la hinchada de Independiente exhibidas el 24 de noviembre de 2012

Banderas de la hinchada de River contra Independiente exhibidas el 9 de junio de 2013

Durante todo el partido el Campeón Del Siglo XX tuvo más gente en ataque y desnudó problemas defensivos del rojo, que planteó un partido muy pobre. A los 20' del primer tiempo Juan Manuel Iturbe tomó la pelota producto de un rebote, y definió magistralmente contra el palo del 'Ruso' Rodríguez que nada pudo hacer. El Más Grande se ponía en ventaja. A 28’ del final del encuentro el ‘Turbo’ le ganó en velocidad a los defensores de rivales, asistió a Manuel Lanzini, y éste convirtió el golazo que condenó al ‘diablo’ al peor de los infiernos. Finalmente Montenegro descontó a los 44' para establecer el 2 a 1 final.

Osmar Ferreyra se agarra la cabeza. Independiente queda a un pasito del descenso

Resumen de River Plate 2 Independiente 1 correspondiente al Torneo Final 2013

Finalmente, tal y como se esperaba, sin ningún motivo psíquicamente racional la acongojada hinchada de Independiente dañó uno de los alambrados, y arrojó butacas desde la bandeja superior de la tribuna Centenario intentando agredir a los hinchas Millonarios que se encontraban en las gradas inferiores. Pero curiosamente escasos minutos después se calmaron y regresaron por el agujero del alambrado que ellos mismos abrieron. ¿Quizás por que a nadie le importó sus sentimientos? Seguramente.


Una semana después el Club Atlético Independiente perdió la categoría por primera vez en su historia tras perder ante San Lorenzo por 2 a 0 en el Estadio Libertadores de América. Irónicamente 'El Más Grande' y 'El Santo' empujaron al 'diablo' al infierno. Hoy Independiente milita en la Primera B Nacional argentina, divisional que probablemente se convierta en su casa durante algún tiempo debido al pobrísimo nivel futbolístico del equipo de Avellaneda. Lejos de ser un club representativo a nivel internacional como supo serlo en la década del '80, la actualidad marca sin piedad que el vecino de Racing se transformó en LA VERGÜENZA NACIONAL. En síntesis, amigo rojo, ¿Dónde te metiste las banderas de "Los grandes jamás descienden"? Nos vemos el año próximo hijo eterno. Si es que volvés.

Juan Manuel Iturbe, el hombre que condenó a Independiente al descenso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada