lunes, 22 de julio de 2013

¡Te amo futbolísticamente!: Homenaje a Ariel Arnaldo "El Burrito" Ortega



Ex cargos en el Club Atlético River Plate: Futbolista del primer equipo en tres ciclos: (1991-1996), (2000-2002) y (2006-2010).

Cargo(s) actual en el Club Atlético River Plate: Ayudante de campo en el equipo de reserva y futbolista del primer equipo de River Plate en Fútbol Senior.


- El 3 de marzo de 1974 en Libertador General San Martín, Ledesma, Jujuy, nació Ariel Arnaldo Ortega. Si bien él y sus hermanas se criaron en un ambiente de pobreza, el incansable trabajo de su padre José que se ganaba la vida (y se la gana) como soldador, y por su puesto la misericordia de Dios, impidieron que la familia Ortega alguna vez pase hambre. Aunque lógicamente nunca les sobró dinero para darse algunos gustos como comprar juguetes o mucha ropa. Al ídolo de chiquito lo apodaban 'El chango' y/o 'El coya'. Pasaba las tardes enteras jugando a la pelota con sus amigos de Ledesma, con el objetivo de superarse para así algún día cumplir su máximo y único sueño: jugar en la primera de River Plate y la Selección Argentina.

Si bien de pequeño Ariel debía ingresar a la escuela a las dos de la tarde, jamás lo hacía. El único y verdadero motivo por el cual casi nunca asistía a clases era que se quedaba haciendo tiempo hasta que sean las cuatro, hora en la que comenzaba su entrenamiento en el humilde Atlético Ledesma y que finalizaba a las seis de la tarde. Luego regresaba a su casa. Entre risas, y con un 'Burrito' ya consagrado en el mundo del fútbol, Mirta (su mamá) recuerda que cuando iba al colegio para preguntar como andaba su hijo en los estudios, las maestras le respondían: "¿Ariel Ortega?, ¡Acá no vino nunca ningún Ortega!", algo que dejaba anonadada y confundida a Mirta. Si bien después Ariel era reprendido, jamás se le prohibió jugar al fútbol.


Cuando Ariel empezó a darse cuenta que tenía una habilidad especial para desempeñarse en este deporte, comenzó a creer que su sueño no era tan imposible y escribió en un papelito la frase <Algún día voy a jugar en River y en la selección>y lo guardó bajo la almohada. A los 15 años Ariel Ortega sobresalía en Atlético Ledesma y un ojeador de nombre Gonzalo, habló con José Ortega para que el 'Coya' viaje a Buenos Aires y realice una prueba en los dos clubes donde dicho empresario tenía contactos: Boca Juniors e Independiente. Cuando Gonzalo habló con Ariel sobre las enormes posibilidades que tenía de vestir algunas de esas dos camisetas en inferiores, él le respondió: "No, yo soy hincha de River y me quiero probar ahí". La oportunidad de probarse en Boca era concreta, mientras que en Independiente Gonzalo había hablado con José Pastoriza, ex gloria del rojo, para que el 'Burrito' pudiera ingresar en las inferiores del club de Avellaneda. Pero no hubo caso, el jujeño quería ponerse la banda roja y desechó las dos ofertas. Un visionario.

Ariel Ortega posando en el estadio de Atlético Ledesma

Si bien Ariel tenía un deseo genuino de probarse en River Plate, las chances eran escasas ya que Gonzalo no tenía ningún contacto o vínculo con la institución de Núñez. De todas formas no se deprimió, sino que fue muy maduro al decidir luchar por su felicidad e ir en busca de su sueño. En diciembre de 1989 Ariel Ortega viajó a Buenos Aires para buscar suerte en el Millonario. La prueba se realizó en una de las canchas auxiliares adyacentes al Monumental. Ariel la rompió. Los entrenadores que presenciaron aquella práctica recuerdan con agrado que el norteño sorprendió a todos marcando un golazo de chilena. Ya de vuelta en Jujuy, estuvo esperando durante todo el verano de 1990 el telegrama de River Plate que le asegurara un lugar en las míticas categorías inferiores del Campeón del Siglo XX. Y un caluroso día de febrero, el sobre llegó...


Debut y primeros pasos en River Plate (1991-1996)

El 14 de diciembre de 1991 de la mano de Daniel Passarella Ariel Ortega cumplió su sueño, y debutó en la primera de River Plate enfrentando a Platense en cancha de Independiente. De yapa fue victoria Millonaria. Ese año con un tal Ramón Díaz de compañero, ganó su primer título en River Plate: el Apertura 1991. El 5 de julio de 1993 convirtió su primer gol en Primera ante Quilmes en la victoria de River Plate por 3 a 1, y a partir de ese momento se acostumbró a marcar tantos con la banda roja. Lentamente Ariel Ortega comenzó a transformarse en un titular indiscutido del equipo a base de grandes actuaciones, que mostraban el gran potencial que tenía y el enorme talento que en el futuro lo convertiría en uno de los mejores futbolistas del mundo. 


Ese mismo año conseguió su segundo título en El Más Grande, el Apertura 1993. En cuanto al Seleccionado nacional, Ortega debutó ese mismo año, en un partido ante Alemania en Miami. El 3 de mayo de 1992 Ariel Ortega debutó en el Superclásico Mundial, en un empate 2 a 2 en el Monumental. Seis meses más tarde el 'Burrito' jugó su primer partido en la Bombonera ingresando en el segundo tiempo en reemplazo del eterno Ramón Díaz. La tarde del sábado 30 de abril de 1994 Ortega escribió una de las páginas más gloriosas de los Superclásicos, cuando con una actuación perfecta, que incluye un golazo, fue el héroe del triunfo frente a Boca en La Bombonera por 2 a 0.

El 3 de mayo de 1992 Ariel Ortega disputó su primer Superclásico oficial

Ariel Ortega celebrando su gol ante Boca en la Bombonera por el Clausura 1994

Estados Unidos 1994: su debut en una Copa Mundial de la FIFA

A pesar de tener tan sólo 19 años, Ariel Ortega fue convocado por Alfio Basile para disputar la Copa Mundial de Fútbol de 1994 que se realizó en Estados Unidos y que fue histórica por el problema extrafutbolístico de Diego Armando Maradona. Al 'Burrito' le asignaron el dorsal número 17 y mayormente formó parte del cuerpo suplente de la delegación argentina. El seleccionado albiceleste comenzó el Mundial con el pie derecho goleando a la selección griega por 4 a 0. En dicho encuentro Ariel Ortega hizo su debut mundialista ingresando en el minuto 83'.


Durante el Mundial '94 Ariel se convirtió en una gran amigo de Diego Maradona, ya que compartieron habitación en la concentración nacional. Durante la convivencia Diego le brindó incontables consejos futbolísticos a Ortega y se generó una hermosa amistad entre ambos. Cuando al 'Pelusa' le salió el doping positivo, obviamente el plantel argentino se vino abajo anímicamente al igual que toda la hinchada argentina. En ese duro momento Ariel Ortega lo reemplazó dentro de la cancha, siendo el primer futbolista en hederar la mítica camiseta '10' de la Selección Argentina con la que Diego Armando Maradona fue campeón mundial en México 1986.



Ariel Ortega ya se había convertido en uno de los mejores futbolistas de Argentina cuando River comienza a ser dirigido por Ramón Díaz en 1995. En esa época se forma uno de los mejores equipos de la historia del Fútbol Argentino, con Ortega formando un excelente trío de ataque junto a jugadores extraordinarios como Enzo Francescoli y Hernán Crespo. Fue entonces cuando el 'Burrito' comenzó a vestir la histórica casaca número 10 riverplatense. Ganó la Copa Libertadores de América en 1996, obteniendo la victoria en la final frente al América de Cali y logró un subcampeonato en la Copa Intercontinental de 1996 tras caer en Japón ante una Juventus que estaba dopada.


Ese mismo año también se consagró campeón del Apertura 1996, siendo una de las máximas figuras del tormeo. En la decimosexta fecha de dicho torneo, frente a Ferrocarril Oeste, convirtió uno de los mejores goles de su carrera, arrancando desde mitad de cancha con el balón al pie, gambeteándose a varios jugadores rivales, y picándole la pelota de zurda al arquero contrario.

El mejor gol de Ariel Ortega con la camiseta de River Plate

Al año siguiente Ariel Ortega fue vendido al Valencia español en €12.000.000 (cifra récord para la época). El 'Burrito' cerró su brillante primer etapa en River Plate con 5 títulos ganados: el Apertura 1991, Apertura 1993, Apertura 1994, Apertura 1996 y la Copa Libertadores 1996. Individualmente, concluyó su primer ciclo marcando 30 goles en 134 partidos jugados.


Su primer experiencia en Europa, Valencia CF (1997-1998)

Si bien Ariel Ortega justificó su llegada al club Ché con buenas actuaciones y dos goles en su debut, nunca logró asentarse como titular indiscutido en el equipo español ya que su relación con el entrenador Claudio Ranieri no era la mejor. Si bien no jugaba el 100% de los partidos, sus pocas actuaciones eran deslumbrantes y su nivel era muy constante en cuanto a juego y goles. En el club español convirtió uno de los mejores goles de esa temporada 1997/1998 frente al FC Barcelona en el mismísimo Camp Nou. Debido a las peleas entre Ariel y Ranieri, la comisión directiva del Valencia decidió transferirlo a la Sampdoria en casi €8.000.000. Ariel Ortega cerró su etapa como jugador del Valencia CF habiendo marcado 9 goles (de esos nueve tantos uno se lo convirtió a Barcelona y otro al Real Madrid) en 29 partidos jugados.



Debut de Ariel Ortega en el Valencia CF

Aquella noche de 1997 el Burrito volvió loca a la defensa blaugrana

Su paso por Italia en la UC Sampdoria (1998-1999)

Tras una temporada no tan buena en el fútbol español, el próximo destino del 'Burrito' fue el calcio italiano. En el club blucerchiati cobraba más de €230.000, casi igualando sus ganancias en el Valencia. La escuadra genovesa no tuvo mucho éxito durante la temporada, pero Ortega logró un muy buen rendimiento jugando como segunda punta y hasta llegó a ganarse el cariño de la afición. El gol más recordado de su paso por la Sampdoria fue el que le convirtió al Inter de Milán, efectuando una vaselina por encima del arquero en una histórica goleada por 4 a 0. También convirtió un inolvidable golazo de tiro libre a la poderosa JuventusOrtega no solo dejó una buena imagen deportiva en Sampdoria, si no que al club ingresaron €9.400.000, producto de su fichaje al Parma FC.



En este encuentro Ortega convirtió uno de los mejores goles de la historia de la Sampdoria

La Vecchia Signora sufrió en carne propia la enorme pegada de Ariel

Francia 1998: la mejor actuación mundialista de Ariel Ortega

El gran nivel de Ariel Ortega en los Juegos Panamericanos 1995, la Copa Confederaciones 1995, y los Juegos Olímpicos 1996, hicieron que Daniel Passarella lo convocara para jugar una nueva Copa del Mundo. Ortega fue titular indiscutido durante todas las Eliminatorias deslumbrando con sus gambetas y goles a los hinchas argentinos que se ilusionaron con una nueva conquista mundial. Ariel Ortega era la máxima figura argentina para afrontar la máxima competencia a nivel selecciones, y como si fuera poco fue el primer futbolista en utilizar el dorsal 10 de la selección en un Mundial tras el retiro de Diego Armando Maradona. El seleccionado debutó en la competencia mundialista enfrentando a Japón, en un partido muy complicado que terminó con victoria argentina por 1 a 0 con gol de Gabriel Batistuta. Ortega en este partido asistió al "Bati" en el gol del triunfo y tuvo una muy buena actuación. El segundo partido de Argentina en la fase de grupos fue ante a Jamaica, y finalizó con un 5 a 0 a favor de los sudamericanos. En este partido Ortega marcó dos recordados golazos y asistió a Gabriel Batistuta en otro tanto nacional.


Ariel Ortega y Ronaldinho tienen la misma cantidad de goles en Copas del Mundo

Por los cuartos de final, Argentina debió enfrentarse a Holanda. Fue un partido muy parejo y luchado, aunque Holanda fue superior a Argentina en juego colectivo. Ortega fue increpado por Edwin Van der Sar, por lo que se levantó con mucha furia del piso y le propinó un cabezazo al arquero holandés, lo que le valió la expulsión. Ambos equipos se quedaron con 10 y en una de las últimas jugadas del partido, Holanda marcó un gol y se ganó el pase a las Semifinales. Ortega cerró su segundo Mundial con 3 asistencias servidas y 2 goles convertidos, y teniendo un nivel superlativo que lo hizo ser una de las máximas figuras de esta competencia.


Su último club en Europa: Parma FC (1999-2000)

Ariel Ortega llegaba con la estirpe de ser uno de los mejores futbolistas sudamericanos del mundo y con la presión de lograr algún título en Europa. El 'Burrito' se adaptó rápidamente al plantel donde compartió el vestuario con otro argentino, Hernán Crespo. Vistiendo los colores de este club, Ariel se adjudicó solo un título, la Supercopa de Italia ante el mismísimo AC Milan en el Giuseppe Meazza coronándose rey de Italia. Ese mismo año disputó la Copa América de 1999, pero solo jugó un partido ya que debía cumplir la sanción correspondiente por la agresión a Van Der Sar en Francia 1998. A pesar de haber logrado un título importante en Italia, Ortega declaró no ser feliz lejos de Argentina. Puntualmente lejos de River. Es por eso que cuando el Campeón Del Siglo XX pagó €6.096.350 por el 50% de su pase, al 'Burrito' le volvió la alegría. Porque siempre se vuelve al primer amor.


Su histórico retorno a River Plate (2000-2002)

Finalmente Ariel Ortega regresó a River tras una dificil operación en la que la dirigencia de Núñez compró la mitad del pase en más de seis millones de euros (la cifra más alta abonada por un club argentino hasta el momento). Su vuelta al Más Grande provocó una verdadera revolución en el fútbol argentino y dejó plasmado un ejemplo de amor por la camiseta al regresar a River joven e intacto y con la oportunidad de seguir jugando en Europa. Formó un potente cuarteto atacante junto a Juan Pablo Ángel, Javier Saviola y Pablo Aimar, que sería recordado como los "Cuatro Fantásticos".


Ariel Ortega entrenando junto a Javier Saviola y Pablo Aimar

En el Clausura del 2002 formaría una gran delantera junto con los, por ese entonces, juveniles Andrés D'Alessandro y Fernando Cavenaghi, que posteriormente se convertirían en estrellas del fútbol argentino y sudamericano. Ese equipo es muy recordado entre otras cosas por haber goleado 3 a 0 a Boca en la Bombonera. La mejor actuación de Ariel en su segunda etapa en River, fue frente a Unión de Santa Fé en el Monumental, partido en el cual marcó la impresionante cifra de 4 goles. Finalmente River Plate terminó adjudicándose el Clausura 2002.


Tras el título nacional, Ariel Ortega volvería a marcharse de River Plate. Su destino fue el Fenerbahçe de Turquía, club que pagó la enorme cifra de €7.500.000 por el 100% del pase. Su segundo ciclo como futbolista Millonario lo terminó con 56 partidos jugados y 23 goles marcados en dos temporadas. El nivel superlativo que el 'Burrito' desplegó en esta segunda etapa, lo llevó a convertirse nuevamente en el mejor jugador del fútbol argentino.


Corea-Japón 2002: la última gambeta mundialista de Ariel Ortega

Ariel Ortega era un integrante habitual en la selección dirigida por Marcelo Bielsa y logró con la misma, la histórica primera posición en las Eliminatorias. Era hora de que se disputara una nueva Copa Mundial de Fútbol, y Ortega, como no podía ser de otra manera, fue convocado para disputar la máxima competencia del fútbol.

Ariel Ortega disputando una pelota contra Ronaldo en las Eliminatorias al Mundial 2002


El 'Burrito', vistiendo como siempre la casaca número 10 del seleccionado, disputó su última Copa Mundial de Fútbol en Corea-Japón 2002 tras consagrarse campeón con River Plate. La selección argentina, uno de los grandes favoritos, increíblemente fue eliminada en la primera ronda (fase de grupos). Después del histórico fracaso de la celeste y blanca, Ortega continuó siendo un habitual convocado por Marcelo Bielsa.


Su millonario traspaso a Fenerbahçe y el inicio de la controversia (2002-2003)

Luego del campeonato ganado en River, en el cual demostró su enorme calidad, fue transferido a Turquía por una cifra aún más alta que la abonada por el Valencia español en 1997. La realidad es que el 'Burrito' no se adaptó a la cultura del país y se negó a seguir jugando para la institución turca. Aún así disputó 14 partidos y anotó 5 goles. Ariel Ortega no finalizó su contrato con Fenerbahçe, y decidió volverse a la Argentina de improviso. Este hecho motivó el reclamo de Fenerbahçe ante la FIFA, que inhabilitó a Ortega para jugar profesionalmente por el lapso de un año. En agosto de 2004 Newell's Old Boys negoció con el club asiático y destrabó la inhabilitación impuesta por la FIFA.


Su triunfal vuelta a la Argentina jugando para Newell's Old Boys (2004-2006)

A pesar de haber estado mucho tiempo inactivo y físicamente fuera de estado, Ariel literalmente la rompió en el conjunto dirigido técnicamente por Américo Gallego. Sus grandes actuaciones en el club rosarino lo llevaron a ser muy querido por la hinchada leprosa, ya que fue una pieza fundamental para obtener un título histórico: el Torneo Apertura 2004 (Newell's no se consagraba campeón desde 1992). Claramente Ariel Ortega fue el líder futbolístico de aquel recordado equipo leproso campeón, junto con Fernando Belluschi. Ortega en su primer temporada en Newell's disputó 24 encuentros y marcó 5 goles, mientras que en su segunda temporada como jugador leproso jugó 29 partidos y convirtió 6 goles. En total, jugó 53 partidos y anotó 11 goles vistiendo la camiseta de Newell's Old Boys.


Su tercer ciclo en River Plate (2006-2008)

En agosto de 2006 Ariel Ortega confirmó su retorno al glorioso River Plate. La vuelta a las canchas se produjo el 5 de noviembre de ese año frente a San Lorenzo de Almagro, por la fecha Nº14 del Torneo Apertura, con una buena actuación del equipo riverplatense en el Monumental (5 a 0). El 'Burrito' ingresó por Fernando Belluschi a los 22 minutos del segundo tiempo. En aquel partido anotó un gol épico, picando la pelota por arriba del arquero Saja, y así enamorando nuevamente a los hinchas Millonarios y demostrando su enorme talento, a pesar de tener ya 30 años.


Ariel festeja bajo la lluvia su mágico gol a San Lorenzo

Ortega tuvo un destacado segundo semestre del año 2007, con excelente actuaciones tanto en el torneo nacional como en la Copa Sudamericana. El 7 de octubre su participación en la victoria frente a Boca Juniors fue digna de sus mejores épocas y "bailó" a todos los defensores de Boca, quienes no lograron sacarle la pelota. Es muy recordado en ese partido, una jugada pegada a la línea de cal de la banda derecha, en la cual Ortega le efectúa un enorme caño a Gabriel Paletta, y luego da un pase con pisada y tacoEse día (bautizado por la hinchada Millonaria como El día del caño) River ganó por 2 a 0 y el 'Burrito' fue autor de uno de los goles y la figura del encuentro. Nuevamente volvía a hacer que la gente pidiera que integrara la Selección Argentina, aunque después de ese partido Ortega se lesionaría en la semifinal de la Copa Sudamericana contra Arsenal y ya no jugaría más en el resto del año.



La campaña de River fue muy irregular y terminó el año sin títulos. Daniel Passarella dejó el cargo de entrenador y en su lugar asumió Diego Simeone. El nuevo entrenador dijo tener en sus planes a Ortega para afrontar todas las competencias que tenía River en el 2008 y le entregó la cinta de capitán, y lo hizo el emblema del equipo Millonario. Ortega mostró en el primer semestre de 2008 momentos de gran categoría y un nivel extraordinario en las instancias decisivas, que permitieron que River lograra el último título oficial de la década del 2000. En la última fecha ante Olimpo, Aril efectuó una exquisita asistencia a Buonanotte, que anotó el gol que le otorgó el campeonato a River Plate. Ortega cerró su tercer etapa en River con 1 título (Clausura 2008), 54 partidos jugados y 7 goles anotados.


Independiente Rivadavia (2008)

Ariel Ortega fue cedido al club mendocino en el segundo semestre de 2008 debido a sus constantes recaídas futbolísticas. En Independiente Rivadavia se le asignó el dorsal 10.  Si bien la categoría de Ariel nunca estuvo en discusión, su avanzada edad le impidió desplegar un fútbol de alto vuelo. Aún así los futboleros pudimos deleitarnos con varias pinceladas de buen fútbol que Ariel dibujó vistiendo la camiseta de Independiente Rivadavia.


Sus últimos años jugando en River (2009-2011)

La cuarta etapa de Ortega en River no fue tan buena como siempre lo había sido, en parte por la lógica declinación física de un futbolista ya veterano, y también porque su conducta fuera del campo de juego tuvo nuevos conflictos. En su primer partido tras su vuelta a River, el 25 de julio de 2009, anotó un gol excepcional efectuando una vaselina para dar a River una victoria de 1 a 0 sobre el Everton FC de Inglaterra en Canadá, durante la pre-temporada. En el Torneo Apertura 2010 Ortega tuvo un puñado de partidos en los que jugó en un nivel extraordinario, convirtiéndose en la pieza clave del equipo Millonario.


El 3 de octubre de 2010 Ariel Ortega marcó su último gol con la camiseta de River Plate de penal ante Banfield. En sus último años en River el club no tuvo buenos resultados y el nivel del 'Burrito' no fue del todo bueno a consecuencia de sus constantes salidas, las faltas a los entrenamientos y su avanzada edad. Ortega fue cedido a All Boys para disputar el Torneo Clausura 2011, ya que había sido desafectado por el técnico Juan José López tras faltar en la primer práctica de la pre-temporada en enero de 2011. Ariel cerró su cuarto y último ciclo en River, con 30 partidos jugados y 5 goles marcados.

Último gol de Ariel Ortega con la camiseta de River Plate


El retiro de Ariel Ortega de la Selección Argentina en 2010

Ariel Ortega fue convocado por Diego Maradona para vestir una vez mas la camiseta albiceleste en el amistoso frente a Haití el 5 de mayo de 2010 en el Estadio del Club Alianza, Neuquén. "Diego (Maradona) me llamó a la Selección porque estoy pasando un buen momenyo, no porque me llame Ariel Ortega. Le voy a estar eternamente agradecido por llamarme para este partido, estoy muy contento", manifestó el 'Burrito'. Finalmente el ídolo de River fue capitán de la selección y lució el emblemático 10 en la camiseta, rememorando esas viejas épocas de gloria cuando Ariel vestía la casaca nacional en los mundiales.


Con algunas gambetas y siempre predispuesto a construir los ataques argentinos con su particular estilo, el jujeño fue el blanco de las grandes ovaciones de la noche Neuquina, así como obtuvo también el cariño de Diego Maradona, quien le dio un fuerte abrazo cuando salió en el minuto 59. Este partido es considerado por muchos como su despedida merecida de la Selección de Fútbol de Argentina, tras haber tenido una trayectoria muy importante y con muy buenos rendimientos con la camiseta albiceleste, llevando la emblemática numero 10 en la espalda durante muchos años.


Su fugaz paso por All Boys (2011)

Ariel Ortega llegó a All Boys provocando un gran revuelo e ilusión. Una lesión le impidió hacer la pre-temporada a la par de sus compañeros y se entrenó de manera diferenciada en el inicio de su etapa en el albo. Luego inició el campeonato, pero su nivel en el semestre no fue el esperado, en parte porque al ser ya un jugador veterano sus cualidades futbolísticas se iban notoriamente declinando. Aunque siempre conservó la magia intacta. Debutó en un partido contra Vélez Sarsfield ingresando desde el banco de suplentes. Con el equipo de Floresta jugó 12 partidos, sin marcar goles. Al haber finalizado su préstamo con All Boys, Ortega debía regresar a River, ya descendido de categoría, con la intención de colaborar con el regreso a Primera. Pero el nuevo entrenador, Matías Almeyda le comunicó su deseo de que forme parte del cuerpo técnico, propuesta rechazada por Ortega que derivó en su cesión a Defensores de Belgrano.



Su retiro del fútbol profesional en Defensores de Belgrano (2011-2012)

Si bien todos sabíamos que era el momento justo para que Ariel se retire (incluso él también lo sabía), sus ganas de seguir jugando al fútbol fueron más fuertes. Es por eso que firmó en Defensores de Belgrano donde afrontó la temporada 2011/2012 en la Primera B Metropolitana. En este club Ortega marcó 23 partidos y marcó 4 goles. Tuvo un desempeño bastante regular durante el torneo, por la Copa Argentina enfrentó a River en un partido emocionante, que terminó en victoria millonaria. Terminada la temporada, se despidió del fútbol profesional. El 9 de agosto de 2012, anunció públicamente su retiro. El Burrito comentó: "No es que me haya cansado. Creo que es el momento de decir basta, más allá de tener ganas de jugar al fútbol. Hablé con mi nene, se lo comenté a mis hermanas, a mis padres, y tomé la decisión". Y luego añadió, "Es una decisión muy importante en mi vida porque el fútbol es importante para mí. Creo que es el momento. Estoy tranquilo, me siento bien".


Trayectoria profesional de Ariel Ortega


Datos y estadísticas en la carrera de Ariel Ortega

Años jugando en primera: 20 años. 12 años jugando en River Plate divididos en tres etapas (1991-1996), (2000-2002) y (2006-2010); Y otros 6 jugando en ocho clubes distintos.
Posición en la cancha: Delantero/mediocampista
Partidos jugados: 574 (361 en River Plate)
Goles totales: 143 con un promedio de 0,40 por partido (79 en River Plate con un promedio de 0,22 por partido)
Títulos ganados: 10 totales (7 en River Plate: 6 nacionales y 1 internacional)

Palmarés de Ariel Ortega


El partido despedida de Ariel Arnaldo Ortega en el estadio Monumental 2013

Desde el momento en que decidió retirarse disputó varios encuentros amistosos en todo el mundo a beneficio de alguna organización. El último en que participó fue en el partido a beneficio de Lionel Messi en Estados Unidos, donde convirtió un auténtico golazo, a puro enganche, y con un remate que dejó sin chances al arquero brasileño Julio César. El partido despedida-homenaje oficial del 'Burrito' Ortega se realizó el 13 de julio de 2013, en el mítico estadio Monumental de Núñez. Como era de esperarse, la casa de River Plate estuvo colmada tal y como sucedió anteriormente en las despedidas del Beto Alonso y Enzo Francescoli, quien participó del encuentro junto con otros ex compañeros de Ortega como Eduardo Coudet, Hernán Díaz, Ignacio Scocco, Juan Pablo Sorín, Leonardo Astrada, Leonel Gancedo, y Marcelo Gallardo. Además, estuvieron algunos jugadores del (por ese momento) actual plantel Millonario, como Leonardo Ponzio, Manuel Lanzini y Cristian Ledesma. La despedida también contó con la presencia de Tomás Ortega (hijo de Ariel), quién convirtió dos goles, y tiró algunas paredes con el eterno 'Burrito'. Terminado el encuentro, Ariel entre lágrimas saludó a los miles de hinchas de River presentes en el estadio, agradeció el apoyo y el cariño que recibió durante toda su carrera, e inmortalizó un "Gracias Dios por hacerme hincha de River". Finalmente Orteguita dio una vuelta olímpica simbólica bajo una lluvia de fuegos artificiales y lágrimas producto de las 70.000 almas presentes. ¡Eternamente gracias Ariel Arnaldo Ortega!


Suplemento especial del Diario Olé en homenaje a Ariel Arnaldo Ortega

Homenaje de Televisión Registrada a la carrera de Ariel Arnaldo Ortega

Los hinchas de Boca Juniors también reconocieron la gloriosa trayectoria de Ariel Arnaldo Ortega

El Maradona jujeño

Debido al extraordinario y creciente talento de Ariel allá por los 2000, y a que fue el heredero de la mítica '10' de Maradona en la Selección Argentina, la firma deportiva Nike publicó en varios países europeos una campaña publicitaria exclusiva del 'Burrito'Remember the hand of god? Here's the rest of him, fue la frase que encabezó los afiches de Nike.


La cumbia del Burrito tienes que bailar

Hace algunos años el grupo musical norteño Ternura, le compuso una canción homenaje de índole tropical a Ariel Ortega titulada: "La cumbia del Burrito". Claramente la canción fue del agrado de Orteguita, a tal punto que Ternura realizó una segunda versión en la que algunas líneas son cantadas por el propio futbolista. Una de las estrofas destacadas reza:

"Quiero agradecer a Dios porque de nuevo en mi país estoy. Dejé Europa para estar con ustedes (hinchas de River), Argentina te llevo en mi corazón..."

La cumbia del 'Burrito' tienes que bailar 

No alcanzan las palabras

"No alcanzan las palabras" es un libro del fotógrafo y director Federico Peretti y el periodista Facundo Pastor, que narra la despedida de la actividad profesional del eterno Ariel Ortega. En sus 96 páginas, "No alcanzan las palabras" refleja la emoción de Ariel y su familia en los partidos de despedida que se realizaron en Jujuy, la tierra natal del ‘Burrito’, el 15 de diciembre de 2012 y en el estadio Monumental, el 13 de julio de 2013, a través de las fotografías de Peretti y los textos de Pastor e ídolos como Enzo Francescoli, Américo Gallego y Ramón Ángel Díaz.


Ariel, te llevo en la piel

La idolatría que la gente le profesa al 'Burrito' no tiene límites. Los tatuajes están más de moda que nunca. Hoy por hoy, una de cada diez personas lleva alguno en su cuerpo. Cada vez son más los fanáticos que deciden inmortalizar en su piel algún símbolo de su club, o a sus ídolos. Ariel Ortega no es la excepción, ya que integra el ranking de tatuajes deportivos más solicitados en los últimos 15 años.


Curiosidades de la carrera de Ariel Ortega

En aquel recordado y emotivo triunfo de River 4 a 3 frente a Racing en el Monumental, previo al título en el Apertura 1996, luego de la expulsión de Roberto Bonano, Ramón Díaz tenía que sacar a un jugador para el ingreso del 'Mono' Burgos. Cuando el riojano determinó sacar de la cancha a Ariel Ortega, el mismo 'Burrito' se negó a retirarse. En ese momento apareció Enzo Francescoli quien "apoyó" a Ortega en su decisión y contribuyó a la salida de otro futbolista: Roberto Monserrat. Finalmente el capricho de Ariel dio resultado, ya que minutos después el jujeño marcó un golazo que sirvió para que River se quede con los tres puntos. Un crack.


Otra peculiar anécdota en la vida del 'Burrito' fue la que vivió de niño en su Jujuy natal. Una calurosa tarde de 1988 se disputaba el "Clásico del pueblo" entre los clubes Ledesma y Alberdi del Municipio General San Martín. Ortega, futbolista juvenil del club Atlético Ledesma, observaba con fastidio el aburrido encuentro desde el banco de suplentes. Faltaban 10 minutos para el final del partido, y el clásico estaba igualado 0 a 0. A raíz de esto el entrenador del CAL decidió hacer ingresar a Ariel para que al menos juegue los últimos minutos. Escasos segundos después de haber ingresado, Ortega se sacó algunos jugadores de encima y definió con sutileza para ganar el clásico y hacer delirar a todo el estadio. Pero increíblemente los que no deliraron ni celebraron el agónico gol de Ariel, fueron sus compañeros. ¿Por qué? ¡Porque el partido estaba arreglado!. Los dirigentes de Alberdi habían arreglado con sus pares de Ledesma la entrega de 20kg de asado y tres cañas de pescar, como recompensa si el club de Ortega cedía un empate que clasificaba a ambas instituciones a la siguiente ronda del torneo juvenil del interior. Involuntariamente el hambre de gloria de Ariel Ortega arruinó todo. Un fenómeno.


Elogios a Ariel Ortega


"Me gusta muchísimo el fútbol de Ariel Ortega"

                                                                                                                                                    Pelé (1999)

"Ariel es un futbolísta increíble. No solo es diferente al resto por su gran habilidad y su tremenda gambeta, sino que principalmente se destaca por ser una excelente persona. Es un amigo al que quiero mucho"

                                                                                                          Diego Armando Maradona (2004)

"Lamentablemente Ariel no se adaptó bien al juego del Parma, pero no caben dudas que es un futbolista increíble"

                                                                                                                             Gianluigi Buffon (2007)


"Lo tenía en posters en casa y después lo tuve como compañero. No digo nada de sus cualidades como jugador porque son conocidas, pero como persona es mucho mejor. Excede los límites de la camiseta. Los hinchas de otros equipos lo quieren. Si Ariel hubiese estado en el 2-2 en el Monumental, cuando dejamos a River fuera de la Copa, habría sido otra cosa. Menos mal que no jugó"

                                                                                                                     Andrés D'Allesandro (2008)


”Me alegra lo que le está pasando a Ariel. Y que pelee como está peleando. Siempre fue una de mis debilidades. Se merece terminar su carrera en River"

                                                                                                                            Enzo Francescoli (2008)

“Ariel nos robó el campeonato. Me encantaría que jugara en Estudiantes. En un fútbol en el que se corre y mucho, y se piensa poco, él está entre los que piensan"

                                                                                                                   Juan Sebastián Verón (2008)

Frases célebres de Ariel Ortega


"De chico tuve que decidir entre jugar en Boca o Independiente. Elegí River"

"A veces escucho a los periodistas hablar de la diferencia de categoría, pero para mí el fútbol es siempre igual. Existen buenos, mediocres y malos jugadores en Primera, y en Europa. El fútbol es igual en todos lados"

"El error más grande de mi carrera fue haberme ido de River. Donde más feliz fui y soy es en River. Lamentablemente son errores que uno comete. Si pudiera empezar otra vez mi carrera, no me voy más. River es lo más lindo del mundo".

"Yo sabía que si regresaba al club y no rendía muchos me iban a decir fracasado, pero volvería a River cien veces más. Soy mucho más feliz acá que en cualquier otro lado. Siento que el respeto es de casi todos los hinchas del fútbol, también me pasa con los jugadores de otros clubes"

"Mi relación con los hinchas River es increíble. Antes, me paraban en la calle y me pedían: '¡Volvé a River, por favor!'. Cuando arreglé mi vuelta al club, pensé que se iba a cortar. Pero no. Ahora se me paran adelante, me abrazan y se ponen a llorar"

"Me encanta sentir ese vientito de la pierna del jugador rival cuando lo gambeteo"

"Lo mío en River es sentir la pelota en los pies, gambetear y notar como los rivales quedan atrás"

"Si me preguntan como quien me gustaría jugar, contestaría como yo, como Ortega. Le agradezco a Dios por haber hecho que juegue así. No le envidio nada a nadie"

"Este es el club que amo, la camiseta de River es sagrada. Es algo incomparable, se siente en la piel. Muchas gracias a ustedes los hinchas por todos estos años de cariño, y gracias Dios por hacerme hincha de River" - Ariel Ortega el día de su despedida en julio de 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada